Archivo de la etiqueta: Arabia

Arabia Saudí explicada a los chicos

CONOCIENDO ARABIA SAUDÍ

El Reino de Arabia Saudí es un país extremadamente desconocido para nosotros. Cuando me asignaron a este país, me dio un pequeño escalofrío. Apenas nos llegan algunas imágenes y noticias que no son suficientes para formarnos una imagen fiel del país. Así que las imágenes que tenía en mi cabeza, no eran nada halagüeñas: desierto, extremismo religioso… Y sin embargo, me di cuenta enseguida de que los saudíes se levantan cada día para ir a trabajar o ir a clase, igual que nosotros aquí y tienen problemas similares a los nuestros.

También es cierto que hay muchas diferencias culturales. En Arabia Saudí la religión es un elemento central en la sociedad y está presente en casi todos los espacios y momentos. De hecho, el Islam, una religión con 1.500 millones de seguidores, tiene su lugar más sagrado en La Meca, en Arabia Saudí, a donde deben ir los musulmanes una vez en la vida. En ninguna parte se practica un Islam tan estricto y conservador como en Arabia Saudí.

Esto nos provocaba a los occidentales muchas dificultades cotidianas, ya que existen un montón de reglas que hay que respetar, especialmente para las mujeres. Que un grupo mixto de amigos comparta una mesa en una cafetería mientras se toma un refresco, puede hacer que les detenga la policía religiosa. Afortunadamente ese tipo de casos se da cada vez menos.

A los saudíes les fascina el fútbol español. Se hacen de un equipo y siguen su trayectoria, llegando a conocer los resultados y los jugadores mucho mejor que los españoles. “¿Barcelona o Real Madrid?” es la primera pregunta a la que te enfrentas. Yo respondía “Real Sarakusta” (así se dice Zaragoza en árabe) y ellos me decían todos los jugadores del equipo.

Pero si queremos ganarnos la simpatía de un saudí y no nos gusta el fútbol (a veces pasa) podemos decirles algunas palabras españolas que vienen del árabe. Aunque la lengua árabe se escriba de modo muy diferente y se lea “al revés”, no nos debería resultar tan extraña. ¿Sabíais que hasta un 10% de las palabras españolas tienen origen árabe? ¡Camisa, jabalí, algodón, café e incluso hola y olé son palabras árabes! Este legado cultural, que no se limita al vocabulario, lo heredamos cuando los árabes y bereberes habitaron en la Península Ibérica durante siglos, antes incluso de que existiera España como estado nacional.

King Fahd Road – la calle más importante de Riad.

También tenemos en la cabeza la imagen de un jeque saudí, que reparte dólares, por los casinos y hoteles de Europa. Recordemos al Rey Fahd en Marbella. Yo tengo un amiga, que se dedicaba a ser profesora particular de fitness para una acaudalada familia saudí en Arabia. Cuando se iban de vacaciones la llevaban por todo el mundo a gastos pagados.

Arabia Saudí es conocido por tener las mayores reservas petroleras del mundo, que fueron aprovechadas a partir de mediados del siglo XX. A partir de entonces, comenzó una gran transición hacia una sociedad más moderna.

Pero sólo los cambios materiales llegaron rápidamente: autopistas, televisores y móviles han invadido el país; la mentalidad y las estructurales sociales son aún de otros tiempos.

Arabia Saudí tiene un gran camino que recorrer respecto a los Derechos Humanos: situación de la mujer, democracia, sistema legal, libertad de expresión etc. La familia real Saud, que da nombre al país, concentra todo el poder apoyándose en la legitimidad que le da la religión y el progreso económico gracias al petróleo.

¿Pero, qué opinan los saudíes de esto? Por supuesto que hay variedad de opiniones: lastensiones sociales entre los sectores más liberales, influidos por occidente, y los más conservadores de la sociedad crecen cada vez más. Por el momento el país está más próximo al sector conservador. El famoso Osama bin Laden, de origen saudí, quiso derrocar a la familia real por, según él, no seguir los preceptos del Islam adecuadamente. Luego le fue retirada la nacionalidad saudí.

El poder de decir quién es un buen musulmán y quién no, es un un gran poder. Con él se otorga la legitimidad al poder político, ya que si los miembros de la familia real son buenos musulmanes y defienden la fe, oponerse a ellos es casi como criticar al Islam, algo totalmente tabú en esa sociedad. De momento, este gran poder lo tienen en Arabia los clérigos más conservadores, aliados de la familia real, con las consecuencias que hemos visto.

La alianza de este país con EEUU, que a su vez es aliado de Israel, enemigo acérrimo de los países árabes, incomoda a muchos musulmanes. Por otro lado EEUU necesita tener una aliado en Oriente Próximo, una región tan estratégica como conflictiva. Además Occidente se ve en la obligación de controlar de alguna manera a un productor de petróleo tan sumamente importante (recordemos la crisis del petróleo de 1973).

Antes de que el desconocimiento se traduzca en prejuicios miedosos, ¿por qué no intentar comprender este país y su contexto un poco más?

El autor de artículo en Arabia Saudí

En Arabia Saudí el Islam y el Barça son una combinación esperpéntica

Escudo del Barcelona FC sin la Cruz de San Andrés

Los seguidores del Barça y conocedores del fútbol español se habrán dado cuenta rápidamente de que algo chirría en esta imagen (comparar con el escudo original).

La foto fue tomada de una tienda de deportes de Riad y revela en este pequeño detalle una parte bien triste de la realidad: la omnipresencia del Islam, que todo lo invade y no deja ni un resquicio a otras religiones, cuya práctica está prohibida.

En este caso la cruz del escudo del Barça no pasó el control de alguien con la mente muy cerrada, seguramente habrá tenido algo que ver la aún poderosa Comisión para la Prevención del Vicio y la Promoción de la Virtud, que por otro lado es incapaz de reprimir otros vicios de sus ciudadanos.

De todas formas se puede encontrar igualmente la camiseta original del Barcelona en algunas tiendas. La del Inter de Milán y su supercruz ya no lo tengo tan claro. Además tampoco se trata de una fiebre de los últimos días como se ha publicado por ahí.

Después de hablar con algún saudí, no me ha dado la impresión de que a la mayoría de la gente (y menos a los jóvenes) le importa mucho la crucecita en cuestión, y lo que les importa es el equipo.

Una historia de nómadas globales

Anteayer me invitaron a ver un documental sobre expatriados en Arabia Saudí y ¡no abundan este tipo de oportunidades de ver cine en Arabia!

Se trataba de un acto cada a la galería, en el que había muchos periodistas, embajadores (el de España incluído), extranjeros, y gente bien en general. Además me parece que estaba el dueño del Faisaliah, un príncipe de los importantes: Abdullah al Faisal porque hubo un momento de mucho revuelo, con cámaras y demás, en el que yo me retiré al comercio y bebercio halal (sin alcohol ni cerdo) que habían preparado para el público.

La película se llama Home, la historia de los ‘ARAMCO Brats’.

Pincha para ver la carátula de la pelãula completa

A continuación podéis leer mi reseña y de mi encuentro con los directores:

Sigue leyendo Una historia de nómadas globales

Conociendo saudíes. Un buen comienzo.

Alqamaru bar en Madrid. Planta de arriba.

Antes de llegar a Arabia ya conocí a un saudí a través de una amiga.Un profesor de inglés en de treinta y muchos, que se ofreció a responder a todas mis preguntas.

Quedamos los tres en Alqamaru, un bar en Malasaña (Madrid). que me gusta mucho. Sirven algo de comida árabe, tés, escaleras abajo tiene un espacio muy agradable donde se puede sentar uno en el suelo. El nombre es árabe y significa “luna”. Todo parecía muy apropiado me parecía a mí…

Él pidió una cerveza igual que yo -buena señal pensé: un tipo abierto-. Me empezó a contar su vida y en eso que me doy cuenta de que hay dos parejas de chicos y una pareja de chicas. “Será casualidad” intenté consolarme al principio. Luego miré de reojo y mis sospechas se vieron plenamente confirmadas al ver a dos chicos en actitud inequívoca Hay que recordar que en Arabia Saudí la homosexualidad se castiga incluso con la muerte. No es que temiera por aquellos chicos, sino más bien por incomodar a mi valioso contacto saudí en nuestro primer encuentro… De hecho, buena parte de los hombres españoles no se sentirían a gusto en una situación similar.

Yo no dije nada con la esperanza de que no se diera cuenta (en la cultura árabe los hombres se tocan mucho) pero llegó un momento según avanzaba el tiempo y la conversación en que él nos espetó “Carlos has brought us to a Gay Pub!” y sin dejarme responder añadió “I don’t when girls do it but guys I don’t like”. Una opinión muy habitual por otra parte.

Parecía agradecido de escuchara sus recomendaciones y opiniones. No es difícil imaginar que el hecho de ser de Arabia Saudí haya auyentado más que atraído a gente a su alrededor, teniendo en cuenta la fatal imagen del país. Seguramente yo era su primera excepción.

Su conclusión fue que Arabia y España “are different” lo cual ya había sospechado. Y me ofreció su ayuda por si tenía algún problema, lo cual se agradece en un país donde nunca, nunca se tienen demasiados contactos.

¡Por fin llegué! Aterrizando en Riad

Ayer llegué a Riad y todo bien, sin ningún imprevisto. Nos vinieron a recoger al aeropuerto( impresionante) y nos llevaron a la urbanización y hoy ya estamos en la oficina aunque lógicamente no hacemos mucho por ahora. La gente es amable y parece que la cosa pinta bien. Mañana al ser jueves no tenemos que trabajar (jueves y viernes son fin de semana) y ya tenemos un buen plan que nos ha conseguido el becario que nos precede.

La primera impresión es que es una especia de Los Ángeles a lo árabe, con grandes avenidas con tráfico denso, distritos diseñados con escuadra y cartabón. Grandes centros comerciales se han convertido en el espacio público por excelencia y son invadidos por marcas internacionales como Zara…

Seguiré escribiendo en el blog…

King Fahd Road (mirando al norte).

Avenida del Rey Fahd…