Archivos de la categoría Alianza de Civilizaciones

Entrevista: Nawal al Saadawi, pensadora y escritora egipcia

Aprovechando la licencia Creative Commons de dominio libre del diario Diagonal, donde fue publicada la entrevista, voy a compartirla con vosotros por su interés.

“El feminismo no es un invento occidental”

Joana García Grenzner
“Llevo más de 50 años luchando contra este sistema, pero sigo viva y joven. La esperanza es poder”. El 4 de julio Nawal al Saadawi habló sobre mujeres, creatividad y disidencia en el congreso Mundos de Mujeres y sembró el auditorio de certezas : “En un sistema patriarcal y capitalista no puede haber democracia. Es inevitable luchar contra él”. Celebró la existencia del Ministerio de Igualdad pero recordó que “no hay igualdad entre sexos si no la hay entre clases y países”. Reclamó justicia social, comercio justo en vez de ayuda y animó a liberar las mentes de velos visibles e invisibles como el maquillaje o la cirugía estética.

JPG - 39 ko
CRITICA. “No me hago ilusiones. Toda religión es clasista y patriarcal”. / Juan Carlos Rojas

DIAGONAL : Afirma que la opresión de género y de clase son universales, no exclusivas de los países árabes o islámicos. ¿Cuáles pueden ser las herramientas para erradicarlas ?

NAWAL AL SAADAWI : Las mujeres tenemos que organizarnos transnacionalmente. Ir más allá de nuestra nacionalidad y religión y unirnos para ser un poder político que luche contra el sistema patriarcal, de clase y racista. Sin unión no tenemos poder para luchar y por eso perdemos.

D. : Uno de sus primeros libros, La cara desnuda de la mujer árabe (1977), habla de violaciones de los derechos sexuales y reproductivos como la ablación o los matrimonios forzados… 31 años después, ¿cuál es la situación de esos derechos ?

N.A.S. : Te daré el ejemplo de la mutilación genital femenina : me licencié en Medicina en 1955 y en los ‘60 empecé a escribir en la revista Salud del Ministerio de Sanidad egipcio contra la ablación y todo tipo de abuso contra las mujeres, conectándolo con la situación política, económica a nivel global y local. Alguna gente reaccionó positivamente, pero los poderes religiosos y médicos, hasta el ministro, estaban en contra. En 1972 él mismo cerró la revista y perdí mi puesto. Pero la sociedad empezó a estar en contra de la mutilación genital. Hace dos años, el Ministerio de Sanidad aprobó una ley que la prohíbe. Pero el porcentaje de mujeres circuncidadas ha aumentado, así como el uso del velo. El 97% de las egipcias ha sufrido la ablación, incluso en ciudades como el Cairo. Eso es resultado del neocolonialismo americano y el fundamentalismo religioso, que van de la mano contra las mujeres. El Gobierno es ambivalente: está en contra pero tiene miedo del poder de los extremistas musulmanes y cristianos, porque en Egipto la mutilación la practican ambos, no tiene nada que ver con el Islam.

En un sistema patriarcal y capitalista tan injusto se dan estos fenómenos : mutilación del cuerpo y la mente. Cuando hablo del velo de la mente me refiero a la mutilación mental. No es sólo mutilar el clítoris, también la mente.

D. : Ha dicho que George Bush y Bin Laden son gemelos. Teniendo en cuenta que EE UU y otros regímenes occidentales financiaron al fundamentalismo islámico, ¿la base de la opresión es la religión o ésta sirve a otros intereses económicos y políticos ?

N.A.S. : La religión es una ideología económica y política. Estudié los tres libros sagrados durante diez años. El Antiguo Testamento es un libro político y económico que habla de la guerra: Israel invadió Palestina basándose en uno de sus versos sobre la tierra prometida. Y en la Torah se dice que Dios dio a Abraham y a su gente la tierra de Palestina con la condición de que circuncidaran a sus hijos. ¿Qué relación hay entre invadir Palestina y cortar la piel de un pene? Lo mismo ocurre en el Nuevo Testamento, el Corán, el Kittah… todos los libros sagrados son políticos, económicos, sexuales y morales… y tienen un doble rasero para los hombres y las mujeres, con lo cual no hay moralidad. Bin Laden y Bush son gemelos porque el neocolonialismo estadounidense necesita la religión para oprimir a la gente. También el ex presidente egipcio Annuar al Saddat trabajó con Reagan y los fundamentalistas.

D. : ¿Qué opina del movimiento feminista islámico y otras corrientes de liberación de la mujer dentro de los países musulmanes y árabes ?

N.A.S. : Soy muy crítica con las feministas cristianas, judías o musulmanas, porque hay un engaño : reinterpretan los libros sagrados. Le pregunté a una feminista cristiana si creía en la Biblia y me dijo : “Oh, no, la reinterpretamos y Jesucristo era mujer, negra y lesbiana”. Yo le dije : “Eso no es lo que pone en la Biblia, no es cristianismo”. Lo mismo ocurre con las feministas islámicas o la teología de la liberación en Latinoamérica. La mujer es inferior en todos los libros sagrados porque Dios es ‘él’ y apoya a los hombres. Si lo cambiamos no es religión. Estoy de acuerdo en que necesitamos que las mujeres la reinterpreten de forma que haya más igualdad, más amor… pero no me dejo engañar por ella. Soy médica, científica, no tengo ninguna ilusión al respecto. Todas las religiones son clasistas y patriarcales y apoyan el esclavismo porque la mayoría llegaron en la época de la esclavitud y eligieron esos valores, incluyendo la opresión de las mujeres.

O la poligamia, por ejemplo. En Egipto un hombre puede tener cuatro mujeres. Millones de mujeres aceptan eso por miedo a Dios. Y la monogamia es obligatoria para ellas, con sólo mirar a otro hombre las asesinan. ¿Cómo obedecer a un Dios que me oprime ? Mi abuela me enseñó que Dios es la justicia. No tengo ningún dios hombre en mi vida. Mi conciencia es mi dios.

D. : Algunas feministas de países árabes rechazan que su liberación tenga que seguir los mismos pasos que el feminismo occidental. ¿Qué opina al respecto ?

N.A.S. : ¿Qué es eso del “feminismo occidental” ? Yo no utilizo los términos occidental u oriental, son muy ambiguos. Las mujeres tampoco están liberadas en Occidente. En la Asociación de Solidaridad de las Mujeres Árabes nos llamamos feministas históricas y socialistas. Históricas, porque nuestro feminismo se inspira en nuestra historia : mi madre fue a la cárcel, mi abuela vivía en el campo y era revolucionaria porque luchaba contra el dominio de los hombres. Me convertí en feminista antes de leer nada en el mundo occidental. El feminismo no es un invento occidental, está en todos los países.

Socialistas porque estamos en contra de las clases, del capitalismo, el feudalismo, la esclavitud… todas las desigualdades económicas. Y feministas porque rechazamos el dominio del hombre en la religión, la política, la sexualidad, la familia.

D : Afirma que mujeres como Condolezza Rice trabajan para el patriarcado. ¿Las cuotas de paridad, las políticas de igualdad, son suficientes para acabar con la opresión de género y clase ?

N.A.S : Para nada. Incluso teniendo una primera ministra, como Angela Merkel, que es una mujer con la mente de un hombre de derechas y reaccionario. La igualdad debe ser real, no cuantitativa. Zapatero tiene nueve ministras y ocho ministros. Depende de cómo piensen. Quizá los ocho ministros sean más progresistas, quizá las mujeres. No tiene que ver con cuotas. Está bien que impulsemos a las mujeres a los puestos de toma de decisiones, pero no es suficiente : tenemos que saber qué decisiones van a tomar. Ser mujer no garantiza que una sea progresista.

“Tenemos que transformar el lenguaje”

D : Usted afirma que la creatividad es luchar por la justicia, la libertad, el amor, la paz y la belleza, y escribir creativamente, situarse al lado de los oprimidos. Pero injusticias como la invasión de Iraq se llevaron a cabo pervirtiendo estas palabras. ¿Cómo contrarrestar este mensaje, si, como dice, el poder económico, político y mediático están en pocas manos ?

N.A.S. : Muchas palabras bellas se utilizan para engañar a la gente, ponerle un velo en la mente y explotarla. Una es el amor: no hay amor en el mundo, incluso entre hombres y mujeres, debido a la desigualdad. No puede haberlo entre gente desigual. Por eso el matrimonio es un infierno. La gente feliz no está casada. Yo me he casado tres veces y me arrepiento, prefiero ser libre. Pero no es un problema mío, es del sistema. Egipto fue invadido por los británicos con la bonita excusa de la protección. Los hombres se casan con las mujeres para protegerlas.

Los derechos humanos, la democracia, que es una bellísima palabra que significa libertad, se usaron para invadir Iraq y sus mujeres. Tenemos que ser conscientes de ello y transformar el lenguaje.

Buenas noticias de Arabia…

… ¡Por una vez!

Parece que nunca viene nada positivo de este país y hoy me he encontrado con una noticia que encaja en la categoría de “Alianza de Civilizaciones” aunque aún no sepamos bien en qué consiste ese concepto:

Extraída de El Mundo.es:

La embajada saudí lanza una campaña de donación de Sangre en Madrid

MADRID.- La Embajada de Arabia Saudí ha lanzado una campaña de donación de sangre, dirigida en un principio a la población saudí residente en España -entre 500 y 600 personas-, aunque está abierta a todos los musulmanes y madrileños.

La legación árabe ha repartido durante la última semana carteles anunciado la recogida de sangre en lugares donde la población saudí esté más presente, como la propia embajada, el consulado, la mezquita, el colegio saudí y el centro islámico.

La campaña, con clara acción de solidaridad de una nación poco conocida en España, se ha llevado a cabo en colaboración con el Ministerio de Sanidad y Consumo, y con ella se pretende obtener recursos que destinar posteriormente a hospitales y clínicas.

“Deseamos contribuir a la concienciación de la sociedad en la necesidad de donar sangre en favor de los valores humanitarios”, explican desde la organización.

Éste no es mi islam

Leo en Middle East Youth, sobre esta camiseta creada por jóvenes musulmanes para lograr ser vistos más allá del estereotipo que asocia esta religión con el terrorismo “aunque maten en nombre del islam”, dice una promotora de este mensaje.

Sin duda una buena iniciativa, que no creo sin embargo, que alcance muchos medios occidentales, poco sensibles a lo que pasa en mundo musulmán, más allá de conflictos y violencia.

Por el otro lado, me pregunto hasta qué punto los musulmanes percibieron la oposición a la Guerra de Iraq entre la población occidental, especialmente la europea.

Quizá si nos viéramos un poco más como verdaderamente somos en lugar de estar siempre cortados por el patrón de los grandes medios, nos llevaríamos un poco mejor. Una idea esperanzadora.

 

El otro choque cultural, un saudí en Inglaterra

Seguro que algunos de mis lectores se acordarán de Ahmed, el saudí que conocí en el avión y con el que quedé en intercambiarnos libros (el me trajo cinco sobre el Islam). Como aún no me ha dado dirección no le puedo mandar nada (además aún no tengo decido cuál).

Sin embargo, ahora que está en Inglaterra nos mandamos emails. Los suyos suelen ser cortos y llenos de faltas de todo tipo (está aprendiendo inglés y paracaidismo). Hoy me ha llegado éste correo y me ha parecido que debía compartirlo con vosotros.

20:47, 22 de marzo 2008
para Carlos
fecha 22-mar-2008 20:47
asunto slam Alikom

Think you very much I really like still here In England every thing organize. but girl very attractive think for God l’live near mousqe. It give me power to defend that agine Think you my best friend

Ahmed.

Lo que yo saco en claro es que le gusta Inglaterra (a pesar de que me llegó a decir que no había nada aprovechable de la cultura occidental), que le gustan las chicas pero que gracias a Dios vive cerca de una mezquita que le ayuda a cuidarse de las tentanciones de la carne, que por esos lares suele estar bien a la vista. Si con buen o mal gusto ya es otra historia.

Otras cosas que me constan que les suelen chocar de Occidente los musulmanes de Oriente Medio son:

– Tener los perros como mascotas (por aquí sólo hay gatos)

– La gente critica al gobierno como si nada

– La policía controla que se cumplan las normas de tráfico (y la gente las cumple)

Turquía y Arabia Saudí

Hace una semana volví de Estambul, donde pasé unos días de vacaciones.

Como sabéis Turquía es un país musulmán pero no árabe. De hecho la lengua turca y árabe no están relacionadas. La diferencia cultural entre Arabia y Turquía es enorme (al menos en Estambul) y se dejan notar las muchas influencias que Turquía ha recibido. Estambul es una ciudad moderna y cosmopolita, abierta al mundo.

En cambio Riad hay muchos extranjeros que viven aislados y reprimidos por las estrictas costumbres locales. Además no hay apenas vida cultural y las restricciones de todo tipo intentan hacerte la vida más gris y aburrida.

Tacsim es el barrio más popular de Estambul. Está lleno de restaurantes, bares (donde se vende alcohol tranquilamente), discotecas y salas de baile, aparte de los omnipresentes Sish Kebab. Sólo haría falta una calle de las cientos de este barrio en Riad, para multiplicar su oferta cultural varias veces.

Turquía es quizá el único país que pueda hacer de puente entre Oriente y Occidente, aunque venga del primero y quiera acercarse al segundo. Una nueva vía, que sin duda, dará que pensar al resto de los países musulmanes.

Abaya pour homme

Carlos en Abaya
Una amiga me dejó su abaya y velo, y éste es el resultado.
Técnicamente es ilegal ponérselo en este país donde les gusta tanto prohibir, justo que lo que suele ser más divertido…
La verdad es que es bastante cómodo aunque cuesta un poco respirar a través del velo.
Tengo el típico traje saudí, el zob y la gutra. Pero eso será la próxima vez.

Abdul y Ahmed

Ayer quedé con Ali y Ahmed, que para mí son dos caras bien diferentes de la sociedad saudí.

A Abdul (nombre falso para evitar sorpresas desagradables) le conocí a través del director del documental del que os hablé. Anteayer quedamos para tomar un café en el Starbucks muy cerca de donde trabajo, porque tienen Wifi. Trabaja para un medio de comunicación importante y viste al estilo occidental. Habla inglés con acento americano a pesar de que nunca ha estado en EEUU ni en ningún país occidental. Bebe alcohol, no le gusta rezar aunque me cuenta que se desveló hace un par de días y le dió por ir a la mezquita al rezo Fajr de madrugada y su padre se alegró tanto que aún le dura la sonrisa. Eso no quiere decir que cuando vea a la Muttawa no le entren ganas de, según sus propias palabras, “punch them on the face!”. Cuando le recuerdan que tiene que ir a rezar cuando es hora del rezo (cinco veces al día) a veces les responde “sorry, I don’t speak Arabic” y le dejan en paz.

Le gustaría estudiar márketing en Europa y me pregunta si es difícil conseguir un visado para España. Le explico que Al Ándalus hoy se llama Andalucía y le muestro fotos de la Alhambra y la Aljafería. Me cuenta que sus grupos favoritos son de los años setenta y nos alegramos de descubrir que a ambos nos encanta Led Zeppelin.

Por otra parte, a Ahmed le conocí en un vuelo cuando él me preguntó la hora. Hablamos un rato y la conversación rápidamente derivó a las diferencias culturales, religión, mujeres… Discutíamos escuchándonos el uno al otro pero dándonos cuenta la de enorme distancia que separaba nuestros puntos de vista y nuestro “marco mental”, nuestra base sobre la cuál construimos nuestro mundo personal. 

Al final le propuse un trato: yo leería el libro que él quisiera sobre el Islam si él hacía lo mismo con otro libro. Planeamos compartir el taxi para llegar a casa pues la mía estaba de paso y me sorprendió que yo tenía más maña para regatear con los taxistas clandestinos que él. Una vez hubimos arreglado el precio: “60 riales” por los dos y no “50 cada uno”, en el taxi me contó que estudiaba inglés y se entrenaba para paracaidista en Londres.

Quedamos para tomar algo dos días más tarde cerca de mi casa en un café con Wifi. Tras sentarnos sacó de una bolsa de plástico seis libros sobre el Islam, uno de ellos en español. La verdad es que no quise darle muchas esperanzas; le expliqué que si habiendo nacido en un país católico ni siquiera me considero cristiano, difícilmente unos libros sobre el Islam podrán convertirme. Aunque a alguno que yo conozco si le ha pasado algo parecido 😉

Ahmed me pregunta: ¿cuál es propósito de la vida para mí? Le respondo que sólo le puedo responder por el propósito de mi vida, pero sobre el propósito de la vida… quizá no hay ninguno igual para todos le digo.

La verdad es que nuestra discusión sobre la religión no nos llevaba a ninguna parte, pero sobre el tema de cultura y mujeres pudimos llegar a algún pequeño punto en común.

Me dijo que si alguna vez le visitaba en Abha, su tierra natal, matarían un cordero en mi honor, y eso no se escucha todos los días.

 Queiero lanzaros una pregunta que podéis responder en forma de comentario: ¿Qué libro le regalaríais a Ahmed?

abdul

Ahmed

Ahmed, el blogero de Saudijeans.org

SaudiJeans.org Outlook

Ayer quedé con Ahmed, que escribe sobre problemas sociales y políticos en saudijeans.org, si bien, siempre queda tiempo para reflexiones y comentarios más personales. Simplemente había leído su blog y le escribí un email. Un par de días más tarde quedamos a cenar en un restaurante libanés.

Ahmed, que se expone abiertamente escribiendo su apellido y fecha de nacimiento en su blog, en el que desde hace casi cuatro años roza los límites de libertad de expresión permitida en Arabia Saudí .

Luego me he enterado de que ha salido en varios medios internacionales, como el Washinton Post, porque es una de las pocas voces críticas de dentro de Arabia Saudí. Dentro de poco irá una conferencia en el Líbano sobre el poder de los blogs.

Fue muy interesante hablar con él sobre lo que se cuece en Arabia. Intentaré reproducir algunas citas:

ahmed_alomran_3.jpg

“La familia real no puede cambiar todo lo que quiere, ni si quiera el rey; los imames son aún muy poderosos”

“El 11-S tuvo un impacto político positivo para el país; por fin se dejó un poco de espacio a los liberales para contraponerlos al poder de los religiosos”

“El rey Abdalla hace lo que puede por llevar el país adelante, tanto económica como socialmente. Tuvo el gesto de liberar a algunos disidentes políticos cuando tomó el poder”

“Los liberales aún son minoría en este país, especialmente en Riad; Jeddah es otra cosa”

“Sí, he recibido amenazas de gente religosa pero no tengo miedo de los imames ¿qué podrían hacerme?

“Me parece que los occidentales viven muy aislados en sus compounds sin contacto con la gente de aquí y vuelven a su país con las mismas ideas que trajeron”

Una historia de nómadas globales

Anteayer me invitaron a ver un documental sobre expatriados en Arabia Saudí y ¡no abundan este tipo de oportunidades de ver cine en Arabia!

Se trataba de un acto cada a la galería, en el que había muchos periodistas, embajadores (el de España incluído), extranjeros, y gente bien en general. Además me parece que estaba el dueño del Faisaliah, un príncipe de los importantes: Abdullah al Faisal porque hubo un momento de mucho revuelo, con cámaras y demás, en el que yo me retiré al comercio y bebercio halal (sin alcohol ni cerdo) que habían preparado para el público.

La película se llama Home, la historia de los ‘ARAMCO Brats’.

Pincha para ver la carátula de la pelãula completa

A continuación podéis leer mi reseña y de mi encuentro con los directores:

Sigue leyendo Una historia de nómadas globales

Conociendo saudíes. Un buen comienzo.

Alqamaru bar en Madrid. Planta de arriba.

Antes de llegar a Arabia ya conocí a un saudí a través de una amiga.Un profesor de inglés en de treinta y muchos, que se ofreció a responder a todas mis preguntas.

Quedamos los tres en Alqamaru, un bar en Malasaña (Madrid). que me gusta mucho. Sirven algo de comida árabe, tés, escaleras abajo tiene un espacio muy agradable donde se puede sentar uno en el suelo. El nombre es árabe y significa “luna”. Todo parecía muy apropiado me parecía a mí…

Él pidió una cerveza igual que yo -buena señal pensé: un tipo abierto-. Me empezó a contar su vida y en eso que me doy cuenta de que hay dos parejas de chicos y una pareja de chicas. “Será casualidad” intenté consolarme al principio. Luego miré de reojo y mis sospechas se vieron plenamente confirmadas al ver a dos chicos en actitud inequívoca Hay que recordar que en Arabia Saudí la homosexualidad se castiga incluso con la muerte. No es que temiera por aquellos chicos, sino más bien por incomodar a mi valioso contacto saudí en nuestro primer encuentro… De hecho, buena parte de los hombres españoles no se sentirían a gusto en una situación similar.

Yo no dije nada con la esperanza de que no se diera cuenta (en la cultura árabe los hombres se tocan mucho) pero llegó un momento según avanzaba el tiempo y la conversación en que él nos espetó “Carlos has brought us to a Gay Pub!” y sin dejarme responder añadió “I don’t when girls do it but guys I don’t like”. Una opinión muy habitual por otra parte.

Parecía agradecido de escuchara sus recomendaciones y opiniones. No es difícil imaginar que el hecho de ser de Arabia Saudí haya auyentado más que atraído a gente a su alrededor, teniendo en cuenta la fatal imagen del país. Seguramente yo era su primera excepción.

Su conclusión fue que Arabia y España “are different” lo cual ya había sospechado. Y me ofreció su ayuda por si tenía algún problema, lo cual se agradece en un país donde nunca, nunca se tienen demasiados contactos.