Amor en Arabia Saudí

El New York Times es uno de los pocos periódicos occidentales que tiene corresponsal en Riad, dónde está, por dónde para, no sé, aunque me gustaría conocerle.

Me he encontrado con un vídeo que os recomiendo a los que sepáis inglés, sobre las tensiones que existen en la sociedad entre la tradición y las costumbres más liberales que vienen del exterior. Este es un tema muy candente, si tenemos en cuenta que la mitad de los saudíes tienen menos de 25 años.

De momento se tienen que conformar con esperar hasta bien entrados los veintitantos para poder conocer chica, que será su mujer, renunciando a todo el romanticismo y modos de vida más abiertos que conocen por la televisión y viajes. Como dice un saudí en el vídeo:

¿Hay lugar para el amor en Arabia Saudí? una vez, te has casado [con alguien a quien no conocías antes claro], puedes ser romántico, pero no antes.

Lo que choca más a los occidentales es que la juventud básicamente defiende y acepta el sistema heredado, es que la fuerza de la tradición y la construmbre es muy fuerte, especialmente cuando están envueltas con el intocable papel de la religión, herramienta de control social extremadamente eficaz.

Poco a poco, se van abriendo grietas en el sistema, pero de momento muy poco a poco. Quizá dentro de unos años no prohíban las rosas en San Valentín, tal como sucede ahora, produciendo escenas de riesgo muy real como la que aparece en la viñeta.

Si queréis ver el vídeo podéis hacerlo aquí y podéis leer lo que ya escribí sobre el arte ligar en Arabia Saudí.

Artículos Relacionados

5 pensamientos sobre “Amor en Arabia Saudí”

  1. Bueno, hay que ser muy osado (osada en tu caso Diana) para decir que el resultado es el mismo. Para hacer tal afirmación habría que conocer de primera mano ambos casos…

    Quizá las parejas en Occidente no se conozcan del todo hasta que convivan, pero desdeluego se conozco infinitamente más, que una pareja de prometidos en Arabia Saudí, que muchas veces no pueden ni hablarse.

    Además, la relación entre los miembros de una pareja en Occidente, es más de tú a tú, más basada en intereses comunes y en ciertas afinidades y no simplemente en una relación de interés (económico, familiar, presitigio, etc.) como sucede en la mayoría de los casos en Arabia.

  2. Al menos los saudíes tienen constumbres que justifican su conducta. En cambio en el mundo occidental a pesar de la apertura que existe, las parejas no se conocen realmente hasta que conviven en un mismo techo. ¿Cual es la diferencia? ¿Las costumbres? El resultado es el mismo.

  3. Bueno, te aseguro que el sistema saudí genera muchísima frustración.

    Obviamente estas costumbres nacieron en el desierto, en el corazón de la cultura beduina-nómada y entonces puede que sí tuviera sentido… La gente se casaba a los 16-18 años y no había lugares comunes de encuentro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *