Más libertad de expresión en Arabia Saudí

Hace unos minutos me llamó un amigo que trabajo en KSA-2, el segundo canal de la Televisión Nacional saudí, que emite en inglés. Por cierto, ¿tendremos en España alguna vez un canal público en inglés?

Bueno, el caso es que cuando me llama a unas horas tardías entre semana yo siempre sospecho que me quiere meter en un programa. Sí, así funciona la tele aquí, pura improvisación. La última vez la conversación fue así a las 21:00.

– Good evening Carlos are you free tonight?

– Sure. (pensando en ir a cenar)

– Ok, can you come to the KSA-2 Studio now?

– Ahmmm… (¡mierda!)

Ésa vez no salí pero sí he salido hoy… por teléfono. He hablado del fenómeno de los blogs junto a Ahmed Omran, el blogger de Saudi Jeans, que estaba en el estudio.

Hace unas semanas también salí en directo y en el estudio, aunque el tema ésa vez era más aburrido: comentar el Festival de Janadriah que se celebra en Riad.

Aunque el programa tenía un tono que sería imposible si fuera en árabe, tengo que decir que estoy viendo como los límites de la libertad de expresión se ensanchan día a día en este país. Un día meten a un blogger en la cárcel sin cargos y otro como hoy lo sacan en la televisión nacional. Y ambos son bien críticos, bordeando y sobrepasando la línea roja, que protege a la familia real y al clero.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *