Mazen, mi profesor de árabe

Un par de veces a la semana (en teoría) tengo mi clase de árabe con este profesor sirio de nombre Mazen.

No confundir con Muzzy, el que nos enseñaba inglés, a pesar de los parecidos fonéticos y físicos.

Las clases son caras porque hay pocos profesores de árabe que sepan inglés para poder comunicarse con los alumnos.

A veces hablamos de cosas que no tienen que ver con el árabe, lo mal que están los colegios saudíes y lo mala que es la educación en este país.

Esta lengua me cuesta casi tanto como el ruso; es como subir un peldaño para bajarlo a continuación. Mira que el hombre tiene una capacidad sin límite para complicar la grafía, los fonemas y la gramática innecesariamente. Con lo fácil que es el español.

Él en cambio aprende español casi tan rápido como yo árabe y yo creo que ya tiene más vocabulario. Lo hace preguntando poco a poco entre sus alumnos españoles y anotando todas las palabras en una libretita.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *