Libertad de expresión en Arabia Saudí

En España muchas veces no apreciamos la gran libertad de expresión que disfrutamos. Hay pocas líneas rojas y es difícil cruzarlas. Pero cuando lo consigues dibujando al príncipe en “actitud comprometedora” haciendo un chiste sobre el trabajo de sus majestades, tu revista gana lectores y notoriedad internacional.Sin embargo, unos meridianos más al Este y un paralelo más abajo, las cosas son bien diferentes. Hacer referencia a la parte más incómoda de la realidad puede llevarte a la cárcel sin acusación clara y sin garantías legales. Eso mismo le ha pasado a Fouad Al-Farhan, que lleva desde el 10 de diciembre en la trena “colaborando con la policía” o algo así y se ha comido los turrones entre rejas. Historia en CNN.

Si nos hacemos eco de ésta y otras historias, lograremos que la censura sea contraproducente, como lo fue en la caso El Jueves. Esperemos que los reyes magos le traigan libertad que los otros reyes le quitaron. De momento “El Mundo” ya se ha hecho eco.

El fenómeno blogger en Arabia Saudí es muy interesante. El gobierno que llegó a bloquear Blogspot para luego dar marcha atrás. Y es que no se puede ir contra corriente indefinidamente. Hoy internet es el medio más usado por los jóvenes saudíes para informarse a pesar de la censura de miles de páginas web. Censura que los saudíes han aprendido a saltarse y es que no hay nada más atractivo que lo prohibido.

freefouad.jpg

Artículos Relacionados